La Leyenda De: TEQUILA KID

EL REGRESO DE TEQUILA KID

“Un Héroe Debe Morir”

Una vez conseguido el mote de Tequila Kid, y una cruda como pocas, el misterioso forastero se decidió a salir de la posada en que se hospedaba, pero no sin antes fumarse su típico cigarrillo (un Malboro rojo) de cada mañana, y que mejor forma de disfrutarlo que en entallados calzoncillos azules, sus botas rojas y sentado en el barandal del balcón.

Una vez trepado como simio en el balcón de la posada, el hombre dejo caer su cigarrillo, producto del sobresalto que le causo observar que el pueblo entero había trabajado y cooperado mientras el “dormía” lánguidamente a causa de tanto alcohol habitado en sus venas, para levantar en la plaza principal del pueblo, una estatua de él, a caballo y bebiendo tequila, con una placa de oro que decía… “he aquí, un pequeño y humilde memorial para el héroe mas grande que ha pisado esta tierra. Tequila Kid”, conmovido por tan grande homenaje, se vistió rápidamente y salió de la posada para recibir una lluvia de aplausos, besos, caricias, agradecimientos, y fanfarrias por parte de todo el pueblo que se había reunido para ver y con suerte hasta tocar al héroe legendario y atrevido que había realizado lo hasta entonces imposible.

Una vez al lado de la estatua y, explicando que sus poderes provenían de una cicatriz en forma de agabe que tenia en el pecho desde su nacimiento, agradeció todo lo realizado por el pueblo en su honor. Y se marchó para disfrutar del banquete que se preparó para él, cabalgar en el caballo que el sheriff le obsequió y pasarla bien con las cuatro doncellas que Madame Frufrú; quien era la dueña del Antro del pueblo. le había obsequiado tan gentilmente.

Sin embargo mientras Tequila Kid disfrutaba los frutos de su hazaña, apareció en el pueblo un hombre con larga, rizada y sedosa cabellera, vestido con una gabardina, sombrero, pantalón y botas, todo en color negro y con decorados de oro puro. Cabalgaba sobre el fuerte lomo de un imponente corcel negro, con ojos rojos casi como las llamas del mismísimo infierno. El hombre estaba siempre acompañado por un pequeño pero fiel Patiño, un hombre de corta estatura, pero enorme corazón, unos lentes que le permitían una vista de halcón, un chaleco de piel de vaca, unos jeans azules, unas botitas vaqueras color café, una cachucha de cazador y una camisa azul a cuadros, sin embargo este pequeño pero fiel Patiño era dueño de una tecnología de punta, que había salvado ya en otras ocasiones a su pellejo.

Los hombres entraron a la plaza principal y notaron la estatua que inmortalizaba la hazaña de Tequila Kid. El “caballero de negro”, aunque temeroso por dentro, soltó una risa incrédula y pregunto en donde podía hallar a este hombre para retarlo a… un duelo de TEQUILAS, como siempre su pequeño pero fiel Patiño ayudado de su tecnología de punta, descifró la ubicación del hombre que recibía el titulo y el trato de un héroe en el pueblo y se encaminaron a su encuentro.

Una vez frente al Prostíbulo del pueblo, el Caballero de Negro, gritó con toda la fuerza

y furia de su corazón y pulmones – ¡Sal de ahí Tequila Kid, yo te Reto!-. Después de eso todo permaneció en silencio por unos segundos; aunque los que ahí estuvieron juran que parecieron horas enteras, antes de que Tequila Kid arrastrara su decrépito ser y se posara frente al Caballero de Negro respondiendo con varonil y ronca voz – ¡Aquí estoy¡-

Acto seguido, el Caballero de Negro se montó en su fuerte e imponente corcel negro, y Tequila Kid en su limpio y nuevo caballo blanco que el sheriff le había obsequiado, mientras que el pequeño pero fiel Patiño rentó una mula vieja que lo transportaría al lado de su camarada, para enfrentar esta épica batalla.

Una vez dentro de la taberna, las porras y gritos que vitoreaban en un hermoso y melódico coro el nombre de Tequila Kid, ensordecieron a el Caballero de Negro y a su pequeño pero fiel Patiño, quienes de pronto sintieron un frío increíble que hacia erizar los bellos de su nuca, un frío, producto del miedo de pensar que habían cometido un grave error, y que podía llegar a ser el último error de sus vidas.

Tequila Kid calmo a la turba y pidió al cantinero dos tequilas triples, una vez servida la orden Tequila Kid se paró en el centro de la taberna y levanto su trago en señal de brindis con el Caballero de Negro, ante la sorpresa de todos; incluso del mismo Tequila Kid; hizo lo mismo y bebió de un trago y sin vacilar o hacer gesto alguno el TEQUILA TRIPLE. Sorprendido por las habilidades de su rival Tequila Kid ordeno otro y otro y otro tequila triple, pero el Caballero de Negro, lo hacia también, los presentes NO podían creer lo que estaban presenciando, los tequilas se servían uno tras otro y el Caballero de Negro que era solamente apoyado por su pequeño pero fiel Patiño, parecía NO sufrir ningún efecto por los Triples, así que un acto de valor, o tal vez de frustración, o simplemente de estupidez producida por el alcohol, Tequila Kid cometió un grave error, ordenó un… Tequila Cuádruple, al ver esto el Caballero de Negro ordenó otro igual, ignorando totalmente las súplicas por parte de pequeño pero fiel Patiño quien le pedía se detuviera y se marcharan. Pero el momento llego, los tequilas estaban servidos en la barra, toda la taberna olía alcohol, y el aire era tan denso que casi no se podía respirar; pero nada de eso importaba, nadie se marcharía hasta ver que ocurriría; y estos dos alcohólicos gladiadores NO se rendirían hasta ver muerto y/o vomitado al otro; así que sin mas ni mas, el Caballero de Negro bebió el Tequila, y solo se escuchó un silencio total, Tequila Kid intentaba poder enfocar su ebria visión para encontrar algún rostro, alguna mirada de apoyo, y la encontró, era el rostro de una niña que agonizaba y solamente la emoción de ver triunfar a Tequila Kid le devolvería la fuerza para mantenerse con vida por un día más. Al ver esto todos comenzaron a vitorearlo una vez más, la banda toco el tema de Tequila Kid, los ebrios le dedicaban porras, los padres orgullosos le señalaban y decían a sus hijos: – Ese es todo un hombre de verdad-, las mujeres le lanzaban besos y sus bragas, en fin, todo el pueblo se unió en una misma voz que gritaba VAMOS TEQUILA KID, así que Tequila Kid, tomo el vaso, vio a la pequeña agonizando y levanto el trago en forma de brindis y antes de beberlo gritó – ¡Por Ella¡¡¡¡¡¡- y comenzó a beberlo, sin embargo a medio vaso de terminar Tequila Kid se volteó, miró a todos, y en un moviendo rápido como el de un rayo… se vomito en el piso y comenzó a revolcarse de dolor y a maldecir al Caballero de Negro, quien se paro frente a el y mirándolo hacia abajo le dijo: – Hasta luego REMEDO de Héroe- y se marchó junto con su pequeño pero fiel Patiño, quién se despidió de Tequila Kid diciéndole:

-eres un perdedor, jajájajá-.

Tras la triunfal salida de el Caballero de Negro y su pequeño pero fiel Patiño, se escucho el grito del médico del pueblo, que anunciaba la muerte de la pequeña niña que como ultimas palabras dijo: – me fallaste Tequila Kid-, los destrozados padres de la pequeña miraron al héroe quien aún yacía tirado sobre un charco de su propio vómito, y con tal desprecio le dijeron –Tu nos fallaste también, TE ODIAMOS- y se marcharon; todo el pueblo comenzó a maldecir el nombre de Tequila Kid, solo se escuchaba por todo el pueblo, “te maldigo Tequila Kid”, “te Odio”, “Nos Fallaste”, “Ojala te Mueras” “Maldito Desgraciado”; sin embargo nuestro héroe estaba tan alcoholizado que no podía escuchar todo los insultos y maldiciones, así como no escucho cuando una Turba enardecida decidió tirar la estatua de la plaza principal, o cuando las mujerzuelas de Madame Frufrú le escupían, lo pateaban e insultaban; NO, nuestro héroe no pudo escuchar todo lo que ocurrió esa noche, y como fue que las personas del pueblo lo miraron con despreció y le decían “PERDEDOR”, a quién alguna vez había sido… un HEROE.

Advertisements

~ by Coria on March 4, 2009.

2 Responses to “La Leyenda De: TEQUILA KID”

  1. jjajajajaaja q chingon eres rover, quisiera besarte los huevos todos los dias muuuuuuuuaaaa

  2. jajajajaja eres genial Rover esta de poca… ya el que sigue o mejor el manifiesto ya sabes cual …

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: