Día 4: La Chaviza Locochona

h

 

Anteriormente he mencionado de que no soy del tipo que sale todas las noches, soy un animal de interiores, pero de vez en cuando me gusta salir con la banda, tomar lo que es la chela y reír un rato, pero no todas esas veces son salidas controladas, hay ocasiones en las que tengo que ir a lugares que no son de mi agrado ya sea por algún cumpleaños, fiesta de terceros o por simple curiosidad, por lo general me la suelo pasar de regular a bien, excepto si es en un “antro”. Pero, ¿Qué califica como un “antro”? Pues todos tienen muchas cosas en común, para empezar la música es la de moda, por lo general pop (del poco al nada complicado) electrónico (del barato) remixes variados, tal vez el top 10 ó top 20 de la radiotelevisionyoutubefacebook? y Pitbull, que es algo como un género en aparte. Es común encontrar a la entrada a teens con un rango de edad de entre 16 a 20 años parados a las afueras del lugar, los chicos con sus ropas impecables e inmamables combinando perfectamente con sus baby face que les dificultará la entrada, las chicas pasando frio pues mientras menos ropa (de lo cual he de ser sincero no me quejo… en serio, no se con que alimentan a las chicas de hoy pero caray como crecen) es más fácil que las dejen pasar los monigotes gorilescos que se encuentran resguardando el lugar con sus más duras y caninas caras sin mencionar sus prehistóricos modales, estos últimos son los que más me impresionan, pues de los teens se puede esperar casi lo que sea, son simples y fácil de moldear, pero los neandertales de la entrada tratan a la mayoría como algo menos que personas, como si fuese su única oportunidad de sacar toda esa frustración que cargan consigo por servirle a juniors mamones por días, meses, años, “como hostigados por el látigo de su maestro”. Dentro del lugar es un ecosistema diferente, con sus propias reglas y costumbres, sus habitantes de más alto rango son separados del resto del populo, designados a zonas exclusivas para sus divinas presencias, acompañados siempre de las chicas mas vacías y mas exuberantes, por lo general es el lugar donde los meseros pasan sus peores noches, el resto del pueblo está distribuido por todo el lugar todos con la posibilidad de conseguir tragos que les costarán el doble o el triple que afuera, pero eso no importa porque el leguaje que se habla es el del dinero o mejor dicho el de la pretensión, los hombres como ya lo dije, inmamables esperando a que al salir del lugar sea con alguna de las chicas, las mujeres bailando, bebiendo y tomándose fotos con las amigas, pues tiene que existir evidencia de que se estuvo en un lugar en EL lugar, durante la noche se pueden ver una pelea, el tipo que se siente el más guapo, el tipo que es el más guapo, la chica ultra deliciosa, las caritas cumshoteras en grupos, el grupo genérico de amigos que parecen que todos compran la misma ropa, Don y Doña decadentes (Cuarentones en crisis por lo general), la pele de pareja, la pelea de amigos, la pelea de chicas (con suerte una cat fight), la chica ebria hasta las chanclas seguida por el clásico patán que piensa que es su día de suerte y el que tiene una cara de estar pasándosela de la verga preguntándose por qué diablos sigue en ese lugar, ese último suele ser yo. Creo no tener necesidad de decirles el porqué no me gustan los antros por la forma en la que los veo, tal vez soy exagerado, tal vez no estoy en el demográfico (cuando lo estaba tampoco me gustó), tal vez tengo que verlo con otros ojos, tal vez sean realmente así, no lo sé, simplemente no me gustan. Fin del rant.

Advertisements

~ by Reaper on May 11, 2013.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: