Día 6: Los Hijos Bastardos

t_250tsqo2_250tusqo3_250

t1ryzrsqo4_250

En muchas de mis pláticas con Coria es recurrente que en algún punto hablemos sobre lo increíble  y afortunados que somos al ser hijos bastardos de los 90, esta pensamiento por lo general surge al hacer alguna referencia a los Simpson que como he mencionado en algún otro post es donde proviene gran parte de nuestro estilo humorístico. Ser un hijo bastardo de los 90 significa mucho para nosotros y quiero creer que también para el resto de nuestros hermanos generacionales, los hijos de cada generación tienen sus tótems y los veneran de la misma manera que nosotros, pero existe cierto encanto en pertenecer a la camada noventera (Se que cada década tiene sus cosas pero estoy hablando de MI generación por lo tanto es la mas gloriosa. Punto.)

Vimos nacer el Internet, crecer a Goku y morir a Cobain, pasamos nuestras mañanas con Clarisa y nuestras noches con Sabrina, las tardes eran para Rocko, Arnold, Dug Narinas, Yako, Wako, Dot, Ren, Stimpy, Fenomenoide y muchos otros más que en este momento escapan a mi memoria. Escuchamos a Garbage, el OK Computer nos voló la cabeza, Nirvana nos entregó un hermoso Unplugged, Britney era nuestra caliente colegiala y las Spice Girls nuestro gusto culposo, nuestro Jacko ahora era en White format seguía siendo el Rey. Sin existir Netflix tuvimos que pagar nuestro boleto para ver al niño bonito Di Caprio morirse de frio cuando se le hunde su barquito, Tom Hanks era el tierno “tontito” de gran corazón, Mia Wallace despertaba con una aguja tamaño Goliat en el pecho y Bruce Willis rescataba a un negro violado, todo eso mientras baby Portman se entrenaba como asesina por eterno franchute Jean Reno, la muerte de Mufasa nos dejó marcados de por vida, aprendimos que incluso una rata callejera de Agrabah puede lograr lo que se proponga, claro si es que se tiene como amigo a un genio que puede cumplir casi cualquier deseo, creo que al final todos pasamos de cero a héroes. Héroes como Fox McCloud, Link o Mario Bros fueron nuestros alter egos mientras salvamos cada uno de sus mundos de pixeles, la gran N dejó atrás a sus competidores pero nuevos aparecieron en escena, saltamos de los cartuchos a los CDs, pero jamás dejamos de sentirnos como niños al sentir el control en las manos.

¿Cómo es un hijo bastardo de los 90? Todo lo anterior y mucho más.

¿Qué se siente? Meh.

Advertisements

~ by Reaper on May 14, 2013.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: